Preferencias de cookies
Preferencias de cookies
Katam - Marrones con Henna Ver más grande

Katam - Coloración con Henna

Nuevo producto

Katam Puro en Polvo - Coloración con Henna.

Buxus dioica en polvo.

En coloración vegetal, junto con henna, consigue una bonita gama de marrones/chocolates a violetas según la base del cabello.

Alcanza negros caobas, menos fríos que con Indigo.

Aporta brillo, flexibilidad y suavidad al cabello.

Elige cantidad en desplegable.

Más detalles

By buying this product you can collect up to 1 loyalty point. Your cart will total 1 loyalty point that can be converted into a voucher of 0,20 €.


7,99 € impuestos inc.

79,90 € por 1 kg

  • 100 g
  • 250 g

Más

El Katam en polvo es un gran aliado en la coloración vegetal para conseguir diferentes tonos de marrón o matizar los rojos de la henna pura, dependiendo de la cantidad utilizada. Cuanto más cantidad de Katam, más marrón será el tono hasta alcanzar el negro. Podemos conseguir también tonos berenjena, siempre sobre bases marrones o castaño oscuro.

Para su utilización se recomienda un poco de paciencia, ya que es una planta dificil de fijar al principio. Pero una vez que se acumula, tras varios usos, cada vez se fijará con más intensidad. Durante las 2 o 3 primeras aplicaciones, se recomienda acortar los tiempos entre coloración.

Katam ayuda a rebajar el tono cobre/anaranjado de la henna con un resultado natural. También mezcla bien con Indigo, haciendo que el tono no sea tan frío. Así, mezclado con indigo, y con una parte importante de Lawsonia se consiguen tonos berenjena, siempre sobre bases marrones o castaño oscuro.

Aunque su principal función es la coloración, el katam además suaviza el cabello aportando flexibilidad y brillo.

Es necesario usar katam con una base de henna o mezclado con esta, porque la lawsonia es la única que se pega al cabello y hace que el resto de plantas se fijen. Podemos usarlo con cassia (henna neutra) para conseguir tonos rubio ceniza a castaños claros.

No se recomienda utilizar solo sobre cabellos blancos o rubios. El katam contiene pigmentos azules que, aplicados sobre cabellos rubios (amarillo), resultará un tono verdoso.

Modo de preparación:

-Añadir agua caliente (entre 50/60ºC) sobre el polvo, hasta conseguir una textura de yogurt. Dejar reposar unos 10 minutos para que se hidrate.

Podemos añadir un poco de sal para ayudar a fijar el color (una pizca por cada 100g.), como se hace con el índigo.

Para dirigir el tono hacia el berenjena/ciruela, podemos añadir un poco de bicarbonato al polvo mientras reposa (máx. 1 cucharadita por cada 100g de katam). Si lo hacemos así se recomienda usar después, en el último aclarado, una solución de vinagre de manzana para cerrar la cutícula.

Se recomienda lavar el cabello con sidr como champú, para ayudar a que el katam no desprenda el color tan rápido.

A el katam no le van bien las sustancias ácidas (limón, vinagre, hibisco, té, miel, azucar, infusiones..), así como el agua demasiado caliente. En cambio funciona mucho mejor en sustancias neutras o básicas (sal, bicarbonato..) porque ayudan a activar sus pigmentos más rápido.

No se debe congerlar una vez preparado porque estropea.

Accesorios